Sabores de otoño en Sicilia

Detalles

Después de un paseo al aire libre entre los senderos de montaña, en plena campiña o en uno de los evocadorespueblos de Sicilia entre los más bellos de Italia, no podemos perdernos estas pequeñas muestras que encierran la esencia del otoño siciliano.

Muy apreciados y de sabor único son los higos chumbos de San Cono, en la provincia de Catania. También en Roccapalumba, cerca de Palermo y en Santa Margherita Belice, en la provincia de Agrigento, en octubre encontramos dulces de higos chumbos y menús completos a base de esta sabrosa fruta.

Con los higos chumbos se produce una elaboración llamada mostarda: vamos a probarla recién hecha en la localidad de las características baldosas de terracota de Gagliano Castelferrato, en la provincia de Enna y en Militello in Val di Catania.

Al mismo tiempo, en el entorno del pequeño pueblo de Zafferana Etnea, vamos a disfrutar de un fin de semana dedicado a las manzanas, setas, miel y castañas.

El otoño huele a setas y este es el lugar perfecto para disfrutar de ellas en la isla. En Capizzi, dentro de la provincia de Mesina, destaca la trufa de Nebrodi, pero esta popular zona también nos brinda manjares como los porcini de Nebrodi, la provola de Capizzi, quesos, mozzarella de búfala, dulces típicos como los «cavatieddu atturratu» de Cerami y diversos embutidos de cerdo negro de Nebrodi.

¡Y cómo perderse en Petralia Sottana (en la provincia de Palermo), en el corazón de Madonia, la guastedda frita y el risu niru (arroz negro)! Pero también hay que probar las sopas de legumbres, los cardos fritos, las salsas de carne y la pasta fresca.

En el mes de noviembre, nuestros queridos difuntos se recuerdan con dulzura mediante la fruta Martorana, unos dulces de pasta de almendra en forma de frutas de colores vivos, que durante todo el año alegran las vitrinas de las mejores pastelerías sicilianas.

Todo esto regado por un excelente vino, por supuesto de D. O. C. siciliana, o por un exquisito licor, como el Passito de Pantelleria, el zibibbo (moscatel de Alejandría), el limoncello, el marsala, el licor amargo de cítricos (muy digestivo) y los deliciosos rosolis, perfectos para acompañar las «rame di Napoli», los «ossa dei morti» o la majestuosa cassata siciliana!

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

ESTACIONES