Crucero a vela por Sicilia: Trapani, San Vito Lo Capo e islas Egadas

Detalles

Para unas relajantes vacaciones en velero para descubrir la punta más occidental de Sicilia, esta es la mejor opción que puedes encontrar. ¡5 días de sol, viento y belleza!

1º día

El punto de partida es el puerto de Trapani, desde donde nuestra embarcación puede zarpar y navegar con viento favorable hasta San Vito Lo Capo, a 38 millas de distancia.

Conocida como la «Perla de Costa Gaia», San Vito Lo Capo es famosa por su playa de arena blanca y fina con un kilómetro de longitud, considerada una de las más bonitas de Italia. Aquí, ante la ausencia de corrientes marinas, bañarse o explorar el fondo marino es un auténtico placer. Descubrimos la aldea, compuesta por casitas bajas cubiertas de enredaderas, donde encontramos un Santuario de estilo árabe-normando. No puedes irte sin visitar la antigua Tonnara del Secco y la impresionante Reserva de Zingaro.

En este pintoresco pueblo marinero, la cultura gastronómica, típicamente árabe, se basa en pescado y cuscús.

2º día

De San Vito Lo Capo tomamos rumbo a la isla de Levanzo (25 millas), la primera de las islas Egadas. Fondeamos y nos damos un baño en Cala Dogana, la única zona habitada de la isla. Igualmente bellas son Cala Tramontana, Cala Calcara y Cala Minnola. Es imprescindible ver la Grotta del Genovese (cueva del genovés), que esconde pinturas que se remontan al Neolítico.

Cenar en un restaurante con vistas al mar mientras ves el atardecer es una de las cosas que no puedes perderte, además de degustar los típicos cabbuci (panes calientes rellenos) preparados a la levanzara.

3º día

La isla de Marettimo, a 12 millas de distancia, es la más lejana y virgen de las Egadas. Con sus famosas cuevas, como la Cueva del Camello (Grotta del Cammello), y sus senderos apreciados por los amantes de la naturaleza y el senderismo, conserva un patrimonio de flora y fauna muy valioso, típico del Mediterráneo.

No faltan en esta isla las pequeñas bahías de guijarros accesibles en barco y los amantes del buceo tendrán la oportunidad de visitar los magníficos fondos marinos. Una experiencia interesante es, por ejemplo, bucear fuera de la costa, donde se encuentran los restos del naufragio de un carguero (descubre más sobre las Rutas de Arqueología submarinas).

Visitamos el yacimiento arqueológico de «Case Romane» (Casas romanas) y la pequeña iglesia bizantina, así como el castillo de Punta Troia, desde cuyo promontorio se puede disfrutar de unas vistas espectaculares.

Un paseo por la tarde por las calles del centro solo puede terminar con una excelente cena a base de pescado. Te recomendamos encarecidamente probar la pasta de langosta de las Egadas.

4º día día

Desde Marettimo, se puede llegar a la isla de Favignana tras 12 millas de navegación. El Monte Santa Caterina, donde cada mayo se repite el antiguo ritual de la Tonnara (atunera), preside la isla.

Aquí los platos típicos son a base de ese pescado con excepcionales propiedades nutritivas: albóndigas de atún, espaguetis a la botarga (huevas de la hembra del atún saladas y secas), atún agridulce, lattume (lecha, líquido seminal del atún) frito o conservado en sal.

Tampoco puedes marcharte sin visitar el antiguo Palazzo Florio y el famoso museo. La isla está rodeada de maravillosas calas, como Cala Rossa, Cala Azzurra y Cala del Bue Marino, donde antes se extraía toba, una de las principales actividades del lugar.

5º dí

Tras navega durante 9 millas regresamos a Trapani. Aún quedan muchos lugares fascinantes por visitar y sabores por descubrir. Disfruta también de una visita guiada con degustación en una de las bodegas de Marsala.

Si dispones de suficiente tiempo, haz una excursión a las salinas Ettore e Infersa que, con sus tres molinos restaurados y en funcionamiento, destacan en la laguna de Stagnone, justo en frente de la isla de Mozia.

Si quieres alargar tus vacaciones por la zona, te recomendamos visitar Segesta y Selinunte por sus magníficos testimonios del paso de los griegos.

El territorio está lleno de explotaciones agrícolas, famosas por la producción de aceite, que organizan catas y almuerzos a base de platos típicos tradicionales de la cocina siciliana. La especialidad del lugar es el helado de aceite, un manjar muy especial.

Concluye nuestro itinerario con una joya: el antiguo pueblo de Erice, con sus pastelerías (no olvidemos probar los famosos pasteles genovesi ericine) y sus tiendas de cerámica y alfombras de colores, donde podremos ir de compras en busca del recuerdo perfecto.

Si no tuvieses suficiente tiempo para todo, ¡el recorrido de un día desde Palermo a Mondello y Capo Gallo podría ser ideal para ti!

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

DURACIÓN

Distancia

Dificultad

Lugares

Estaciones

ALREDEDOR

  • EN BICICLETA POR LAS SALINAS DE SICILIA

    ¿Le gusta explorar mientras va en bicicleta? ¿Y si le decimos que puede vivir una experiencia maravillosa entre altos montones [...]

  • Caminos franciscanos en Sicilia

    Disfruta de la emoción de vivir una Sicilia diferente y desconocida a través de los Caminos Franciscanos. Unos impresionantes recorridos a [...]

  • Sicilia a caballo

    Sicilia a caballo se traduce en una propuesta de turismo lento en contacto estrecho con la naturaleza y en los [...]