Marsala

Dettaglio

Marsala es un lugar para ser degustado. Desde el centro histórico que sabe de antiguo barroco a sus salinas, hasta la isla de Mozia, descubrirlo a sorbos lentos deja un retrogusto a… vino muy agradable. Nace en el punto más occidental de Sicilia, en la provincia de Trapani, y es famosa en los libros de historia por el desembarco de los Mil. Su centro histórico es íntimo y se puede recorrer a pié en un par de horas. Giuseppe Garibaldi y los Mil pasaron por Puerta Garibaldi el 11 de mayo del 1860. Junto con Puerta Nueva, son las dos puertas históricas aún visibles en la ciudad.

Desde Plaza Matteotti hasta Puerta Nueva  se”struscia”( roza) en Via XI Maggio, llamada el Cassaro. Junto con Via Garibaldi, representa una de las calles principales de Marsala. El ambiente es muy sugestivo, tanto por la mañana como por la noche.

A lo largo de la calle, a ambos lados, hay tiendas de souvenirs, tiendas de ropa, bares, panaderías, restaurantes. En resumen, puedes disfrutar de compras o de dulces paradas para satisfacer un apetito repentino.

La majestuosa Iglesia Madre dedicada a Santo Tomás de Canterbury domina la muy elegante Plaza de la Repùblica, el corazón de la ciudad. Su construcción tuvo inicios en la época normanda y su estilo se reconoce sobre todo en el interno. La fachada exterior, en cambio, es de estilo barroco. Cuenta la leyenda que un barco con destino a Inglaterra con una carga de columnas corintias tuvo que desembarcar en la costa siciliana a causa de un temporal, por lo que se decidió dedicar la Iglesia – destinada a convertirse en la más importante de la ciudad – a la Santa de Canterbury.

Una visita a las iglesias «menores» incluye la Iglesia del Purgatorio, con su magnífica fachada barroca de dos niveles, y la Iglesia de la Adolorada, cuya construcción está vinculada a un milagro.

Mientras paseas, suntuosos edificios como el Palacio Burgio-Spanò llaman la atención. Y de nuevo el Palacio Fici, uno de los edificios más antiguos y prestigiosos que da a Via XI Maggio, con su espectacular patio empedrado. Elegida como lugar simbólico de »Marsala, Ciudad del Vino», acoge la Enoteca Municipal.

Detrás de la Iglesia Madre, encontramos el pequeño y curioso Museo de los Tapices Flamencos que alberga una serie de tapices del siglo XVI en los que se narran las hazañas de Vespasiano y su hijo Tito.

Cerca de Puerta Garibaldi, a lo largo de la calle del mismo nombre, lo que es el mercado de pescado durante el día, por la noche se convierte en el centro gravitatorio de la vida nocturna y el entretenimiento, con numerosos cafés donde beber y comer algo hasta tarde.

Saliendo del centro histórico por Puerta Nueva, Villa Cavallotti es una franja de verde urbano que ofrece refresco en verano y cuyos jardines culminan en un baluarte. Una vez en el paseo marítimo, costanera, donde puedes comer y relajarte en uno de los muchos cafés, puedes disfrutar además de una magnífica vista de las Egadi a lo lejos. Puedes ver el Monumento a los Mil en el cual están escritos los nombres de los Mil que desembarcaron en Marsala.

Continuando, llegamos a Capo Boeo, el extremo occidental de Sicilia, donde se encuentra el Museo Arqueológico Regional de Lilibeo Marsala – Baglio Anselmi, una antigua bodega vitivinícola, que forma parte del Parque Arqueológico del Lilibeo, uno de los tres Parques Arqueológicos de Trapani. Alberga los restos de un barco púnico y aquí puedes conocer la historia de Lilibeo (antigua Marsala).

Mas si hablamos de Marsala, inmediatamente viene a la mente el famosísimo vino fortificado DOP, uno de los más renombrados vinos sicilianos. Su intenso aroma con ligeros toques de vainilla, miel quemada y avellana tostada, se esposa muy bien con delicias como el cassateddi con higos secos y mostazzoli al vino cocido. ¿Consejos sobre qué pedir en el restaurante? No te pierdas el cuscús, la pasta con sardinas, la pasta c’anciova, el busiate con salsa de atún: ¡aquí el pescado es muy fresco!

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

LUGARES

ESTACIONES