Recorrido de las Atuneras de ida

Dettaglio

¿En qué sentido, dirá usted, «atuneras de ida»? Son almadrabas atuneras, por supuesto, antiguos establecimientos donde en los siglos pasados ​​se realizaba la matanza, o bien, la última fase de la captura del atún.

¿Por qué » de ida»? Para entender esto debemos ponernos en la piel de los atunes y seguirlos en su viaje por la Sicilia. Estos peces, que viven en el Atlántico, cruzan el Estrecho de Gibraltar y se adentran en el Mediterráneo durante el periodo en el que deben fecundar los huevos, atraídos por la calidez de sus aguas. Los atunes, por lo tanto, hacen un verdadero recorrido por la isla, antes de regresar a las frías aguas del océano.

Las almadrabas de salida son por lo tanto las primeras a las cuales  llega el atún procedente del Atlántico, ya que se encuentran en el norte de la Sicilia. Luego, los peces – pasando por Messina – descienden hacia el sureste entre junio y agosto antes de regresar al océano. En este viaje eran  atraídos por las atuneras de regreso en el sureste de la Sicilia.

¿Están listos para seguir el atún en su antiguo y peligroso viaje a través de impresionantes vistas y espléndidos pueblos costeros? Vamos.

Mar, mar, mar por todas partes, hasta donde alcanza la vista: estamos en la Isla de Favignana. Comencemos inmediatamente por la atunera más famosa entre las occidentales ( entre las más grandes de todo el Mediterráneo): la ex fábrica Florio de las almendrabas de Favignana y Formica. Aquí en el 2007 tuvo lugar la última matanza en Sicilia. La fábrica está perfectamente restaurada y representa un espléndido ejemplo de arqueología industrial. En su interior hay un museo con salas multimediales, testimonianzas en vídeo sobre la matanza y un antiquarium con hallazgos arqueológicos encontrados en el archipiélago de Egadi. Es imposible dejar la Isla sin haber probado el atún: ya sea procesado (en aceite, botarga, buzzonaglia) o fresco (platos, bocadillos, ¡incluso kebab!).

Ahora volvamos al continente (por así decirlo) y detengámonos en la almadraba de San Cusumano, un complejo industrial formado por los antiguos caladeros de atún de San Giuliano y San Cusumano en el paseo marítimo de Trapani. La central de Punta Tipa representa la primera construcción de una atunera en el oeste de la Sicilia. Ahora desde aquí avancemos unos kilómetros más al norte para llegar a otro lugar simbólico de la matanza: la almandraba de Bonagia, en Valderice. El establecimiento tiene vista a un encantador muelle, en el golfo omónimo. La torre de la almendraba actualmente es un museo que conserva diversos  testimonios del pasado. Disfruten de la vista de este mar que huele a antiguo: aquí, entre Bonagia y Pizzolungo, según algunos murió el mítico Anchises, padre de Eneas.

Volvamos al recorrido y puntemos hacia el  norte, hacia la Almandraba del Secco, en San Vito lo Capo. Esta Atunera es tan fascinante por su posición y estructura que ha sido elegida varias veces como escenario de varias teleseries, incluidas algunas escenas de El Comissario Montalbano. En San Vito lo Capo además  tendrán la oportunidad de bañarse en las famosas y cristalinas aguas de sus playas y perderse entre numerosas discotecas y restaurantes. No pueden irse sin haber probado un plato típico de esta localidad que hace de puente entre las diferentes civilizaciones del Mediterráneo: el cuscús.

Bien repuestos, continuamos a seguir  la migración del atún. Así que vamos hacia el este y detengámonos en una de las almadrabas atuneras más importantes y antiguas de Sicilia: la almadraba atunera de Scopello. Con vista a los famosos farellones, su espectacular posición les dejará boquiabiertos. Si desean caminar en medio de la naturaleza, suspendidos sobre las aguas azules del mar Tirreno, tanto desde San Vito lo Capo como desde Scopello pueden acceder a la Reserva Natural de Zingaro.

Ahora dirijámonos hacia el centro del Golfo de Castellammare en el cual domina  la antigua Almandraba de Magazzinazzi. Un edificio imponente en el que hoy se exhiben los equipos, redes y embarcaciones que han alimentado por años la tradición centenaria de la matanza. Aquí  podrán disfrutar de hermosas playas de arena en las cuales relajarse.

Desde aquí llegamos a las últimas etapas de este itinerario: en primer lugar a la Almandraba del Oso  en Cinisi, que recientemente ha vuelto a su antiguo esplendor. En su interior alberga un centro cultural y el Museo del Mar. Cabe destacar la Torre, un edificio militar de defensa costera que era parte del sistema de torres de vigilancia costera siciliana. Y hablando de torres llegamos a Mondello: sí, porque su famosa torre no es más que el presidio militar de defensa de la antigua (ya desaparecida) almendraba atunera. Mondello ciertamente no necesita presentación: disfruten del mar, de las multitudes, del pescado frito.

El atún continuará su viaje hacia el este. Si todavía desean seguirlos, tendrán que pasar por las Atuneras de regreso, en el sureste de Sicilia.

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

DURACIÓN

Distancia

Dificultad

Lugares

Estaciones

ALREDEDOR

  • Vinos del Occidente de Sicilia

    Perderse en los sabores de la Sicilia es muy fácil. Y aùn restringiendo el campo a solo vinos, la ruta [...]

  • Sicilia a caballo

    Sicilia a caballo se traduce en una propuesta de turismo lento en contacto estrecho con la naturaleza y en los [...]

  • Navega por Sicilia: desde Palermo a Mondello y Capo Gallo

    Este es el itinerario ideal para aquellos que quieren embarcarse en una aventura por mar en el oeste de Sicilia, [...]