No sólo mar: los Lagos de la Sicilia

Dettaglio

Sicilia está atravesada por numerosos cursos de agua, todos de corta longitud o poco caudal, pero que representan un recurso indispensable para regar los terrenos de una tierra por lo demás irremediablemente árida. Es por esta necesidad que Sicilia está salpicada de lagos de origen artificial que sirven para conservar el agua de estos pequeños ríos. Además de los artificiales es posible visitar lagos de origen natural, a menudo  cerca de las costas o dentro  reservas naturales. Entonces, ¿por qué no elegir relajarse cerca de un lago inmerso en un entorno natural único y espectacular?

Nuestro viaje comienza en el Parque Nebrodi donde encontramos el Lago Biviere.

 Escondido en la densa vegetación posee una espléndida vista del volcán Etna: por este motivo es una codiciada meta turística (especialmente en verano). Es un lugar perfecto de paz y armonía en el cual disfrutar del silencio o de los delicados sonidos de la naturaleza. Permaneciendo en  Nebrodi también encontramos el Lago Ancipa que es el lago más alto de la región ya que se eleva a una altitud de 1000 metros. En la década del 1950 este pequeño pero importante lago artificial se creó en medio a un bosque de hayas y robles al ser barrado el  arroyo Troina para la producción de electricidad.

Avanzando hacia el interior de la Isla, entre la provincia de Catania y Enna encontramos el Lago de Pozzillo desde el que podemos seguir disfrutando del panorama etneano. El lago es alimentado por el río Salso y otros cursos de agua menores siendo posible practicar canotaje en su interior.

A sólo 50 km si queremos practicar otros deportes además del canotaje, encontramos el Lago Nicoletti, producto de la construcción del embalse en el Dittaino. En verano es particularmente frecuentado por la posibilidad de practicar surf y pesca deportiva.

Prosiguiendo, en las cercanías de Enna encontramos uno de los pocos lagos naturales que quedan en Sicilia: el Lago Pergusa. Este lago se alimenta de agua subterránea y lluvia: no tiene afluentes ni emisarios y el nivel del agua cambia solo por evaporación. De hecho, los residuos de sal acumulados hacen que su agua sea salobre. También puede suceder que sean testigos de un fenómeno muy particular: sus aguas se tiñen de un rojo intenso. No temas, no hay nada de sobrenatural: el fenómeno lo provoca uno de los inquilinos del lago, un camarón que emite un pigmento rojo para protegerse de los rayos del sol.

Avanzando hacia el oeste de la Sicilia en la proximidad de Sciacca, cerca de las montañas Sicani, encontramos el hermoso Lago Arancio que se eleva en medio a un bosque exuberante  cerca de un barranco fluvio-kárstico llamado «Gole della Tardara», excavado por el río Carboj. Desde las orillas del Lago Arancio es posible admirar el Fuerte de Mazzallakkar, ruina de una construcción árabe sumergida en una zona repleta de molinos de agua.

En la provincia de Trapani, inmersa en un valle escondido, se encuentra la Reserva Natural de Preola y Gorghi Tondi: este lugar se caracteriza por una serie de pequeños lagos que cubren un área de 335 hectáreas y  que va desde Mazara del Vallo hasta Torre Granitola. Proveniendo de Mazara  se encuentra primero la cuenca seca del Lago Murana y sólo después el Lago Preola.  Luego tenemos los tres espejos de agua circulares,  los llamados Gorghi (Superior, Media e Inferior) rodeados de una densa vegetación y habitada por una rica variedad de avifauna. Los lagos no son aptos para nadar pero son lugares perfectos para la observación de aves. En el Gorgo Basso hay además  un observatorio al cual pueden acceder personas con discapacidad, percorriendo un camino inmerso en la exuberante vegetación mediterránea.

Subiendo al  Palermitano, cerca del territorio de Caccamo, podemos encontrar uno de los lagos más grandes de la Sicilia: el Lago Rosamarina alimentado por el río San Leonardo. Las plácidas aguas de este lago esconden el puente Brancato, un puente del siglo XIV perteneciente al complejo del Castillo de Caccamo, que quedó completamente sumergido debido a los trabajos de construcción del embalse.

Por último, no olvidemos las “Islas de la Isla”, en este caso Pantelleria donde encontramos un lago natural llamado Specchio di Venere. Las aguas de este lago son particularmente sulfurosas porque nació sobre una antigua caldera volcánica. Por ello, sus fangos se utilizan en tratamientos de curas termales  por los beneficios que aportan a la piel.

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

DURACIÓN

Distancia

Dificultad

Estaciones

ALREDEDOR

  • TOUR DE LA COCINA VEGETARIANA EN SICILIA

    Sabemos que en la vida hay que elegir. Una opción que se ha hecho muy popular en los últimos tiempos [...]

  • Rutas a caballo en los Montes Sicani

    Si se encuentra en la zona de las Montes Sicani y le apetece un paseo a caballo, corto pero intenso, [...]

  • De paseo por el ragusano

    Explorando el territorio que se estrecha alrededor de su capital, Ragusa, nos vienen a la mente las palabras del escritor [...]