La Magna Via Francigena

Detalles

La Magna Via Francigena, el gran camino de los caballeros francos, recorre la antigua vía de conexión entre Agrigento y Palermo, transitada durante milenios por peregrinos y viajeros.

Este antiguo camino regresa después de siglos para emocionarnos aún más. Recorrerlo a pie o en bicicleta, significa conocer de la manera más natural la auténtica Sicilia, aventurarse en su corazón para descubrir sus tesoros: yacimientos arqueológicos, puntos de interés natural y obras maestras de arte entre colinas, alturas y extensiones del interior siciliano.

Los periodos recomendados para organizar el viaje son abril-junio y septiembre-noviembre, en los que se puede disfrutar de un clima templado y soleado.

Unos 180 kilómetros de senderos, que se pueden recorrer en su totalidad o en 9 etapas de 20-25 kilómetros, entre caminos reales olvidados y carreteras provinciales poco transitadas, que atraviesan la isla conectando la costa mediterránea con la del Tirreno.

Tres son las provincias atravesadas, Agrigento, Caltanissetta y Palermo, pasando por la vía de trashumancia de Castronovo di Sicilia.

Estos tres municipios cuentan con varios servicios de alojamiento. Una red organizada de acogida peregrina, entre parroquias, asociaciones y particulares, a cambio de una donación libre, nos abrirá sus puertas con la calidez que solo podemos encontrar en el sur.

La Magna Via Francigena está regulada por credenciales y testimonium que certifican el estatus de peregrino: un sello por cada etapa alcanzada nos garantiza facilidades en los servicios de acogida y restauración. Cuando hayamos recorrido al menos 100 kilómetros, se nos emitirá un certificado.

Basta con una mochila ligera, el deseo de descubrir el territorio y mucha capacidad de adaptación. No necesitas nada más.

También podemos optar por vivir esta experiencia utilizando como puntos de apoyo hoteles, b&b, casas rurales y hostales, según nuestras necesidades y las comodidades que busquemos. Sin duda, durante nuestro viaje podremos disfrutar de la cocina territorial más sabrosa, saludable y auténtica.

Una experiencia fuera de los itinerarios turísticos habituales y, al mismo tiempo, abierta a todos, excursionistas, turistas, devotos y exploradores de todas las edades, unidos en el camino por un solo propósito: la búsqueda continua de sorpresas, siempre mirando hacia el horizonte.

Descubre más en la web de la Magna Via Francigena.

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

DURACIÓN

Distancia

Dificultad

Estaciones

ALREDEDOR

  • Palermo: paseo rápido por el centro histórico

    ¿Un paseo rápido por el centro histórico de Palermo que nos permita ver mucho en poco tiempo? Claro que es [...]

  • Sicilia a vela

    Sol, mar y viento en popa. En Sicilia, pasar unas vacaciones en barco es una experiencia que se debe vivir [...]

  • Arte moderno y contemporáneo en Sicilia

    ¿Arte moderno y contemporáneo? Seductor e impactante pero a veces esquivo. ¿Será el Viejo Mundo, patria del arte clásico y [...]