San Marco d’Alunzio

Detalle

En la cima de Monte Castro, rodeado por los montes Nebrodi, existe un antiguo pueblo con vistas al mar y a las islas Eolias.

San Marco d'Alunzio (Messina) se desarrolló en el siglo IV a. C. bajo el dominio griego y con el nombre de Alontion. En el centro histórico encontramos veintidós iglesias y otros centros de interés cultural.

En la parte más alta del pueblo podemos visitar las ruinas del castillo de San Marcos (Castello di San Marco) obra de Roberto il Guiscardo en 1061 sobre un castillo ya existente.

En la parte más baja del pueblo, la iglesia de San Marcos Evangelista se erige sobre una estructura preexistente que desafía todos los esquemas: el templo de Hércules, edificio de estilo dórico con planta rectangular cuya celda permanece a día de hoy en el interior de la iglesia. Otra joya artística es la iglesia de San Teodoro, también llamada Badia Piccola y que está conectada con el monasterio benedictino que hoy alberga el Museo Bizantino-Normando. Aquí podemos sumergirnos en la historia que ha engrandecido este pequeño pueblo siciliano a lo largo de los siglos.

La belleza de la iglesia de San Teodoro se debe a la riqueza bizantina: planta de cruz griega y estructura octogonal central con ocho grandes pilares de apoyo. Toda la sala está rematada por un suelo pavimentado que estaba reservado a las monjas de clausura que podían asistir a misa sin ser vistas por los fieles. La iglesia está decorada con hermosos frescos, como el que retrata a la Virgen de delicadas manos y de la que desgraciadamente se ha perdido el rostro. En la base se representa la separación entre el cielo y la tierra simbolizada por los Cuatro Padres de la iglesia ortodoxa: San Juan Crisóstomo, San Gregorio Nacianceno, San Basilio Magno y San Atanasio.

Seguimos en el centro del pueblo de San Marco d’Alunzio y descubrimos otros dos tesoros; entre las llamativas callejuelas del pueblo se encuentra la iglesia de San José (chiesa di San Giuseppe) del siglo XVI, un ejemplo de arquitectura barroca que alberga en su interior el Museo de Arte Sacro. Aquí se relata la historia eclesiástica del pueblo a través de las obras y trabajos realizados por artistas locales.

En este pueblo, uno de los más bellos de Italia, se celebra el último viernes de marzo el antiguo y conmovedor rito de la Fiesta del Santísimo Crucifijo de Aracoeli y la Procesión de los Babbaluti, una fiesta única en su género, que inaugura los ritos de la Pascua en Sicilia. ¡No te la pierdas si estás de paso!

Tras disfrutar del arte, la tradición y la historia, pasemos a deleitarnos el paladar. La cocina campesina nos espera.

El salami San Marco es un producto típico debido a la excelente calidad de la carne de cerdo y a los secretos de la elaboración tradicional de los colonizadores normandos. No podemos perdernos los maccheroni al tegamino (macarrones en sartén) ni la pasta casera o los dulces sicilianos, como por ejemplo, los cannoli (canutillos rellenos), la pignolata (dulce cubierto de glaseado de chocolate o de limón) y las galletas de leche y vermú.

También podemos degustar una amplia variedad de quesos como la tuma, el ricota y el pecorino, además de otros platos como las lattupitte (crepes de masa de pan). También destacan los embutidos, el ragú y los segundos a base de cerdo negro de Nebrodi.

¡También disponemos de rutas de senderismo en los montes Nebrodi!

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

LUGARES

ESTACIONES

CATEGORIAS