Buscando Antonioni

Dettaglio

Si eres cinéfilo seguro que alguna vez has soñado con volver sobre los pasos del misterio irresoluto en La aventura de Michelangelo Antonioni. La película pretende ser una invitación a la búsqueda de uno mismo más que una verdadera aventura  y el paisaje siciliano elegido por el director se convierte en una herramienta para dramatizar los estados de ánimo de los personajes.

¿Están listos entonces para un viaje que habla al alma?

Al principio estarán envueltos por el ruido ensordecedor del mar: estamos en Panarea, la isla más pequeña y más antigua de las Islas Eolias. Un recorrido por la Isla, por mar, les llevará a descubrir los islotes de Basiluzzo, Bottaro, Dattilo, Lisca Bianca y Lisca Nera que, junto con la isla, forman un archipiélago por derecho propio que descansa sobre un único complejo volcánico. Y es precisamente desde el islote de Lisca Bianca donde comienza la aventura  con la misteriosa desaparición de Anna. El mar que rodea el islote les ofrecerá otros dos espectáculos insólitos: los llamados “soffioni”, fenómenos eruptivos submarinos que generan un agua hirviendo  y el único naufragio que se puede visitar en todas las Islas Eolias, el del barco inglés Llannischen, de finales del ‘800.

Si ya han tenido suficientes misterios a lo largo del recorrido, no se preocupen: Panarea también ofrece una vida nocturna exuberante en el corazón del pueblo homónimo y, por supuesto, playas para relajarse (Cala Junco, Cala degli Zimmari).

Para la segunda etapa será necesario volver a Milazzo. Desde el mar iremos vertiginiosamente  a las montañas, cruzaremos los Montes Nebrodi  para llegar a algunos lugares del set cinematográfico : los pueblitos de Schisina y Casalvecchio Sículo.

Los Poblados Schisina son un curioso complejo de pueblos de los años 50, ahora completamente abandonados. Tras una breve y alienante parada, atravesándolos se llega a Francavilla di Sicilia y Castiglione di Sicilia, dos espléndidos pueblos de montaña famosos por su excelencia enológica. Aquí podrán degustar los mejores vinos del Etna y no solo: hay numerosas bodegas que ofrecen degustaciones, almuerzos y recorridos por los viñedos.

Bajando hacia la costa jónica llegaremos a Casalvecchio Sículo., en Peloritani. Un pueblo típicamente medieval desde cuyas terrazas se puede admirar un panorama importante que va desde la Calabria y el Estrecho de Messina hasta el Etna. Además de las numerosas arquitecturas religiosas,  son de especial interés las diversas fuentes de agua de manantial (narra la leyenda que el Conde Ruggero  bebía del Aqua Ruggia) y las Gargantas de Ranciara, con sus pequeñas cascadas y significativas formaciones rocosas que recuerdan aquellos de las Gargantas de Alcántara, más famosas y cercanas.

Atravesando los montes, los protagonistas de “La Aventura” llegan a Noto: de islas más pequeñas, espacios estrechos, callejones medievales, la vista se abrirá al blanco de grandes catedrales y anchas calles barrocas. La aventura de Sandro y Claudia, protagonistas del film, parece acabar con el reconocimiento de su historia de amor en un escenario excepcional: la espléndida Taormina.

Por comodidad del viaje se aconseja invertir el itinerario de la película: desde Casalvecchio descender hacia el Mar Jónico para llegar, costeándolo, a Taormina; desde aquí ir más al sur para llegar a la perla del barroco tardío: Noto.

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

DURACIÓN

Distancia

Dificultad

Lugares

Estaciones

ALREDEDOR

  • Viaje por el este de Sicilia

    Aprende arte mientras paseas y contemplas la naturaleza y los paisajes: te enamorarás de Sicilia al instante. Ningún libro sobre [...]

  • Sicilia a vela

    Sol, mar y viento en popa. En Sicilia, pasar unas vacaciones en barco es una experiencia que se debe vivir [...]

  • Sicilia a vela: crucero por las islas Eolias

    Para unas vacaciones en velero en las islas Eolias, completas y relajantes, es necesario, en primer lugar, disponer de al [...]