Vinos del Noreste

Dettaglio

Zonas Doc, Docg, viñedos autóctonos… ¿por dónde empezar? Cuando se trata de vinos de la Sicilia existe el riesgo ¡literal de perderse! Aquí cada vino trae consigo los sabores, colores y olores de la zona de producción. No pueden decir que han descubierto completamente los lugares que están visitando si no han degustado el vino local primero. Así que vamos a descubrir entonces la Sicilia a través de sus vinos.

Empecemos por el norte de la isla, ende por las islas, las Islas Eolias: la primera zona DOC (“Denominación de Origen Controlado») que nos encontramos es precisamente la de Malvasia delle Lipari. Un vino blanco compuesto por dos uvas autóctonas sicilianas,la Malvasia di Lipari (hasta un 95%) y el Corinto nero (5-8%), de sabor dulce y aromático. Famoso también en su versión licorosa o en la versión “passito”, denominado de este modo pues se obtiene a partir de uvas sometidas a proceso de  secado natural y por ello con una gradación de mayor contenido alcoholico (18%); se puede tomar como bajativo, tal vez acompañado de fruta seca. 

Volvamos a la ruta y aterricemos en la Isla Madre.

Una vez en Milazzo allí encontramos otra zona DOC, la de Mamertino (o «Mamertino di Milazzo») que abarca una parte del noreste de la provincia de Messina. El Mamertino blanco se compone de uvas nativas de la Sicilia:  Grillo, Inzolia (o “Ansonica”, mínimo 35%) y Catarratto (45%) del color amarillo pajizo con reflejos verdosos (ámbar si es en la versión «reserva») y con un sabor seco y equilibrado. El Mamertino tinto es un coupage compuesto por uvas autóctonas: Nero d’Avola (o «Calabrese»,mínimo 60%) y Nocera (mínimo 10%), un viñedo originario de Messina. El vino tiene un color rojo rubí más o menos pálido (con tendencia al rojo ladrillo en su versión «reserva») y un sabor seco, corposo y sápido. Ideal para acompañar platos serranos a base de carne y quesos  si se encuentran en el Nebrodi.
Esta provincia cuenta además con otra zona DOC, una de las primeras de la Sicilia, la del vino Faro, producido en el territorio del Municipio de Messina. El nombre aparentemente deriva de la antigua población griega de los farios (de ahí el nombre  Punta Faro o Capo Peloro) que, llegados de Laconia, cultivaron los viñedos en las colinas de Messina. 

Desde Milazzo vamos al norte, hacia el Estrecho para degustar este vino tinto que nace de la unión de característicos viñedos autóctonos: Nerello Mascalese (45-60%), Nerello Capuccio (15-30%) y el anfitrión Nocera (5-10%). No sea hagan engañar por su olor etéreo y delicado: será seco y armonioso cuando se deguste. Un bouquet de olores y sabores únicos, ideal para platos de carne con sabores mediterráneos, de caza y quesos curados.

Vamos ahora al sur y detengámonos en las laderas negras del Etna. El contraste visual entre la tierra oscura y el verde exuberante de los castaños y robles les dejará boquiabiertos. Justo aquí en el Etna las viñas han encontrado condiciones ambientales muy particulares, llegando a crecer hasta 1100 m s.l.m. El área DOC del Etna, que se encuentra al interno de la provincia de Catania, podría definirse como “Una Isla dentro una Isla” pues sus características pedoclimáticas la distinguen claramente del resto de la región. La naturaleza del suelo, íntimamente ligada a la matriz volcánica, otorga a las uvas que aquí se cultivan una particular y agradable sensación de mineralidad, contribuyendo especialmente a los vinos blancos a mejorar su longevidad. 

¿Listos para degustar? Tienen solo el embarazo de la elección. Empecemos con Etna bianco, un coupage formado por Carricante (mínimo 60%; 80% en la versión «Superiore»), viñedo originario del Etna y el Catarratto (de 0 a 40%) de color amarillo pajizo con reflejos dorados, un sabor seco y fresco. Déjense entonces hechizar por los reflejos granates del Etna rojo (también en la variante «reserva») compuesto por uvas Nerello Mascalese (mínimo 80%) y Nerello Cappuccio (0al 20%). El Etna rosado se vinifica con las mismas uvas, reconocibles por el color que tiende al rubí y por el intenso aroma. Por último, si les encantan las burbujas no pueden dejar pasar la oportunidad de degustar el Etna espumoso, rosado o vinificado en blanco,  de uvas Nerello Mascalese (mínimo 60%), con su sabor persistente, del brut al extraseco.

Si todavía desean descubrir la Sicilia a través de sus vinos, esto es solo el principio. Pongámonos en marcha: dirección sureste! Si se dirigen al oeste, no se preocupen, todavía tienen mucho que degustar [ ver enlace Vinos del Ovest]. 

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

DURACIÓN

Distancia

Dificultad

Estaciones

ALREDEDOR

  • PARQUE ARQUEOLÓGICO DE TINDARI

    Imagínese unas antiguas ruinas que destacan sobre el profundo azul del mar Tirreno, rodeadas de montañas que llegan hasta el [...]

  • Caminos franciscanos en Sicilia

    Disfruta de la emoción de vivir una Sicilia diferente y desconocida a través de los Caminos Franciscanos. Unos impresionantes recorridos a [...]

  • Del Sureste al Noroeste de la Sicilia: los Pesebres Vivientes

    Las vacaciones del periodo navideño pueden presionarnos a salir de nuestras  cómodas y cálidas casas para emprender rumbo a pueblos [...]