Rutas a caballo en los Montes Nebrodi

Dettaglio

Cuando se habla de Sicilia, se piensa en el mar, en el verano y en el calor. Pero la mayor isla del Mediterráneo ofrece mucho más. ¿Busca bosques alpinos y el frescor de los Apeninos? Entonces bienvenido a los Montes Nebrodi. 

Esta zona es la mayor área natural protegida de Sicilia (gestionada por la Autoridad del Parque de Nebrodi) y ofrece numerosos paisajes y vistas que pueden visitarse por todos los medios (a pie, en bicicleta de montaña, en coche). 

La forma más natural de descubrir este rincón de la isla es a caballo.

El Sanfratellano es una de las dos razas de caballos autóctonas de estas zonas (la otra es la siciliana indígena). Este animal, majestuoso y rústico, dócil y orgulloso, es el dueño de las montañas de Nebrodi desde hace siglos. Sus orígenes son inciertos. Según algunos, deriva de los caballos árabes importados a Sicilia en el siglo X; según otros, la raza nació durante la dominación normanda de Sicilia. ( el nombre procede de San Fratello, un pequeño pueblo de lengua gallo-itálica. Los colonos que se instalaron aquí procedían de las zonas del norte de la Italia medieval). 

Gracias a su extraordinaria capacidad de adaptación, consiguió sobrevivir durante siglos en estado salvaje en estas zonas. Incluso hoy en día se sigue criando en estado de semi-cautividad Son muchos los tipos de excursiones que se pueden realizar a lomos de esta espléndida raza, y son muchos los caminos que se pueden descubrir entre las antiguas rutas de la zona. 

En este itinerario descubriremos una excursión de dificultad media (aprox. 30 km). Es necesario conocer ya los fundamentos del senderismo a caballo. ¿Estás preparado? ¡Arre! 

Empezamos desde Floresta (ME), el ayuntamiento más alto de Sicilia a los 1275 metros s.n.m. ¿Apuestas que nunca habías visto una Sicilia tan verde? Subimos a nuestro caballo y vamos en dirección oeste. Inmediatamente se abrirá un increíble panorama sobre ambas laderas de los Nebrodi: el volcán Etna a un lado, en dirección sur; las islas Eolie en el otro, en dirección norte. Cruzando verdes prados y claros, llegamos a una de las zonas más rica de agua de los Nebrodi. Allí se encuentran los lagos de Trearie y de Cartolari: el primero, a 1400 metros, es la cuenca de agua más alta de Sicilia (¿son muchísimos los lagos en Sicilia, no lo sabéis?). Desde aquí empieza el arroyo Saracena, uno de los más importantes afluentes del río Simeto.

Avanzamos hacia el oeste a través del bosque de Mangalaviti (1518 m de altitud) y la Sierra del Re (1754 m de altitud). El entorno es rico en antiguos robles de Turquía y en imponentes hayas, arces, fresnos, acebos y manzanos silvestres. Muchos arroyos y riachuelos le refrescarán a usted y a su guía de cuatro patas. 

Continuamos por la hermosa naturaleza de los Nebrodi y llegamos al lago Biviere. Se trata de la zona más húmeda y de mayor valor natural de Sicilia

Proseguimos en medio de la maravillosa naturaleza de los Nebrodi y llegamos al lago Biviere, la zona más húmeda y de mayor valor natural de Sicilia.El nivel del agua en estas zonas varía con frecuencia. La vegetación se divide en seis áreas, que se distinguen según las especies vegetales dominantes. Gracias a la presencia de agua en esta zona montañosa, también encontramos numerosas aves acuáticas residentes y migratorias. 

Durante el verano, se produce un fenómeno bastante peculiar en el Biviere. Las aguas del lago se tiñen de rojo por la floración de una microalga (Euglena sanguinea)

La naturaleza siempre ha reinado aquí de forma incontaminada. No es casualidad que haya algunos árboles monumentales alrededor del lago: el Tasso del Biviere di Cesarò (edad estimada: 500 años), el Frassino del Biviere (edad estimada: 150 años) y el Haya de Bosco Saracina (edad estimada: 400 años). 

Llegamos cerca de la última etapa de este itinerario: el Monte Soro. Tiene una altura de 1847 m y es el pico más alto de los Nebrodi. Desde su cima podemos disfrutar de un vasto e inolvidable panorama. Al norte podemos ver la costa tirrena y las islas Eolias; al este la Serra del Re (por la que hemos llegado), que oculta la vista de los Peloritani; al sureste aparece de nuevo la imponente silueta del Etna; al sur la cadena montañosa de los Montes Erei y al oeste la de las Madonie. 

En este reino de paz y alturas, no olvide rendir homenaje al señor que domina desde hace al menos 500 años: el Acerone di Monte Soro. Es uno de los mayores sicomoros de Italia, con 22 m de altura y unos 6 m de circunferencia.

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

DURACIÓN

Distancia

Dificultad

Lugares

Estaciones

ALREDEDOR

  • Del Sureste al Noroeste de la Sicilia: los Pesebres Vivientes

    Las vacaciones del periodo navideño pueden presionarnos a salir de nuestras  cómodas y cálidas casas para emprender rumbo a pueblos [...]

  • STREET ART ENTRE CATANIA SIRACUSA E RAGUSA

    “¿Debería juzgarse el graffiti al mismo nivel que el arte moderno? Por supuesto que no: es mucho más importante que [...]

  • Buscando Antonioni

    Si eres cinéfilo seguro que alguna vez has soñado con volver sobre los pasos del misterio irresoluto en La aventura [...]