Ir a paso de burro por la Sicilia

Dettaglio

¿Disfrutando de un paseo, avanzando por suaves pendientes rodeadas por el mar cristalino, aventurándose por los senderos del Etna con su familia? ¡Una de las formas más divertidas y emocionantes es hacerlo a paso de burro!

Además de ser extremadamente divertido, el Donkey Trekking o paseos en burro es el método más sostenible y eco-compatible para visitar lugares fascinantes e incontaminados, disfrutando del lento redescubrimiento típico de la cultura y la tradición rural que caracterizan la cara más arcana de Sicilia. Si la idea te parece tentadora, puedes planificar tus vacaciones lentas para descubrir los pueblos sicilianos.

Visitar Sicilia ‘ngroppa du sceccu, es una de las actividades más populares si estás de vacaciones en Sicilia con niños y adolescentes. Los burros representaban el medio de transporte de las poblaciones agrícolas y son los animales que mejor se adaptan a las condiciones morfológicas de los senderos naturales de todo tipo (dificultad baja y media-alta) como el del Etna.

En la cima del monte Etna se pueden realizar rutas (desde una hora a 2-3 días) cavalgando estos  tiernos cuadrúpedos , móntalos junto a un grupo  -equipado con casco protector -, junto a los padres y a  una guía.

De día, mas también  al atardecer, tanto en verano como en invierno (verificando la presencia o ausencia de nieve), entre paisajes evocadores se tiene la sensación de alejarse del mundo que conocemos para adentrarse en un lugar de cuento de hadas.

La ascensión comienza en la zona de Linguaglossa, entre pinos alerces, espléndidas mariposas y millones de mariquitas que despiertan cada año de su hibernación invernal entre las rocas del volcán. Un espectáculo muy estudiado por entomólogos y biólogos.

Prosiguiendo a lo largo del camino, se encontrará  la vegetación típica del Etna pulvino: saponaria, violeta del Etna, arbustos bajos y una vista impresionante que llega hasta Catania y el mar Jónico. Estas plantas, verdaderas «pioneras» del volcán, representan una de las variedades botánicas sicilianas capaz de encantar a grandes y pequeños.

En el paisaje lunar al lado del Valle del Bove se organizan desde hace muchos años competencias de esquí de montaña. Con ocho kilómetros de largo y cinco de ancho actúa como una barrera contra las erupciones permitiendo que la lava fluya sin representar una amenaza para los centros habitados.

El área representa una especie de museo científico al aire libre del Etna, de particular interés para los vulcanólogos de todo el mundo.

Pero otros encuentros con burros tiernos e infatigables se pueden realizar a lo largo de la ruta hípica en los Montes Sicani, atravesando los antiguos caminos de herradura, disfrutando de un maravilloso panorama rodeado de bosques llenos de encinas, robles y encinas.

Las excursiones en las que el ritmo de la caminata se adapta al «paso de burro» también conducen al descubrimiento del vasto altiplano de Ibleo, en los campos de Ragusa.

Y de nuevo, entre los itinerarios de trekking a las Islas Eolias, una experiencia verdaderamente emocionante es subirse sobre un simpático burro y caminar para descubrir Lipari, rodeado de los colores del matorral mediterráneo y el mar turquesa.

Pero la isla que más nos invita a un romántico regreso al pasado, perfectamente conectados con la naturaleza y liberados del estrés cotidiano, es Alicudi. Aquí no oiremos ruidos de motor. Su encanto consiste precisamente en vivir lo esencial, en su mágica atmósfera atemporal, superando antiguos caminos de herradura que conducen a la cima del volcán extinguido, inolvidables atardeceres e impenetrables rocas que se sumergen en el mar azul, en compañía de fieles burros que conforman el único medio de transporte de la isla.

¡Comparte este contenido!

LOCALIZACIÓN

LUGARES

ESTACIONES